martes, 25 de noviembre de 2008

Mark Twain


Samuel Langhorne Clemens (1835 - 1910), mas conocido como escritor por su seudónimo de Mark Twain (Dos Brazadas en inglés), es clasificado por muchos (entre los que me incluyo) como uno de los pilares en los que se apoya la literatura americana.

Junto a Herman Melville (Moby Dick), la inmortal obra de Twain "Las aventuras de Huckleberry Finn" son los dos caminos, estructuras, argumentos y destinos que sostienen la historia de la literatura de la que beben la mayoría de autores posteriores. Son los Padres Fundadores.

Decía Ernest Hemingway que Huckleberry es "la novela de la que parten las demás: antes no hubo nada. Desde entonces no ha habido nada tan bueno".

Lo realmente notable es que Samuel pertenece a una raza especial de escritores cuya fortaleza literaria (que también se plasma en su semblante), está enmarcada en una vida aventurera, de múltiples oficios y ocupaciones (piloto fluvial, periodista, soldado, conferenciante...) en una época en la que Estados Unidos crecían hacia el oeste y hacia el sur, durante la guerra de México y la época de la esclavitud.


Se le atribuyen muchas frases célebres, pero a mi me gusta aquella de: "más vale tener la boca cerrada y parecer estúpido, que abrirla y confirmarlo".


El viaje por el rio Mississippi es el viaje vital de los que no quieren madurar, crecer, ser adultos, ni abandonar la llibertad de vivir en constante movimiento libres, fluyendo como el rio, mientras todo significa romper con lo establecido.

2 comentarios:

Pablo dijo...

De Melville aconsejo "Bartleby, el escribiente".

Respecto a Twain, siempre lo vi un tanto sobrevalorado aunque solo he leído "Un yanki en la corte del rey arturo" para ser sincero.

Para mi, hablar de novela americana es hablar de Faulkner y, sin haberlo leído, de Steinbeck. También es hablar, sí, de Melville y por supuesto de Hawthorne (¿cómo saltárselos?).

Juan Miguel dijo...

Cuando hablamos de pilares, hablamos de poner tantos como necesites. Yo solo encuentro dos: Meville y Twain.

Por cierto, que de la extensa obra de Samuel C. te recomiendo (aparte de Tom y Huck):

. El forastero misterioso
. El niño bueno y el niño malo (recopilación de cuentos y artículos)

Saludos.

PD Steinbeck apesta :-P